viernes, 16 de diciembre de 2011

Políticamente… Parir a los 15



Últimamente es muy común escuchar el “A todos nos pasa”, en lo personal la categoría me incomoda, porque no es verdad, lo único que a todos nos pasa es la muerte, de ahí en adelante no a todos nos pasa, ese conformismo ignorante nos lleva a aceptar las más tristes realidades, entre las que se encuentra el que todos pueden caer en prisión, no, solo los criminales caen en prisión, una población muy pequeña en las cárceles es inocente; otro es el que a cualquiera se embaraza a temprana edad, no, solo niñas y adolescentes que no han tenido la oportunidad de tener mejores opciones que el embarazo o las violadas, tienen hijos a tan temprana edad. Nos hemos conformado con que a nuestras adolecentes “les pasa” que en estos días “salen” embarazadas, creo que es el dolor a aceptar la terrible tragedia de que nuestras hijas han truncado sus vidas, que niñas cuidaran niños, que esos niños crecen sin una familia establecida, sin padre, entre la confusión de si los abuelos son los padres porque los criaron, esto es realmente ¡Una tragedia!

Parir a los 15, en tiempos arcaicos era vergonzoso por la supuesta deshonra familiar y el concepto religioso del matrimonio, en la actualidad debe y es igualmente vergonzoso, pero por un concepto diferente. Primeramente, porque no tenemos derecho de traer hijos al mundo sin padre, ese es un derecho esencial de cualquier ser humano, una necesidad del ser, una intriga de origen, y debemos como seres de bien respetar ese derecho de nuestros hijos. En segundo, estamos destrozando el cimiento de nuestra sociedad que es la familia, misma que se compone de padre, madre, hermanos, la cual visita a los abuelos y tíos y demás, no de abuelos que crían a los hijos de sus hijos. En tercera y peor vergüenza de todas, el maldito conformismo, nosotras las madres de hoy estamos perdidas entre la absurda creencia de querer ser la “mejor amiga”, la madre “moderna y actualizada”, y la estúpida creencia que la moralidad y el respeto se miden de acuerdo a al siglo 21, que en la actualidad y “estos tiempos” se “usa” el libertinaje como excusa de modernidad, que se “usa” que no tienes que estar casada para iniciar una familia, que se “usa” que nuestra jóvenes tengan sexo, que se “usa” que nuestras hijas tengas hijos y luego se casen.

Es verdad que la libertad de elección que hoy tenemos la mujeres nos da pie a que el concepto social de la familia cambie, puedo aceptar por ejemplo que no deseen casarse, bien, entonces deberán tener hijos cuando tengan la suficiente liquidez para sacarlo adelante, la edad y madurez mental y física, cuando han terminado sus carreras, e incluso cuando están de verdad completamente seguras que no desean casarse. Puedo entender que desean libertad de sexo, bien, pues entonces háganlo responsablemente, con protección, sin consecuencias en donde un tercero, y que de pasada ni tuvo oportunidad de elegir, sea el afectado, tu hijo.

Aquí la culpa, y ahora si es culpa, no responsabilidad, es de nosotras las madres, está muy de moda que nuestra generación de madres que parieron a los 15 les digan y lo griten a los 4 vientos que están súper orgullosas de haber parido siendo unas niñas o adolecentes, que son unas mujeronas por tal azaña, que son muy fuertes por haberlo logrado. El único orgullo que cabría aquí es si fuiste capaz de sacar ese embarazo y parto sola, donde en la mayoría de los casos es el gobierno y el contribuyente el que paga el parto, por tu haber ingresado a los servicios sociales como madre soltera. Si lograste que el padre respondiera económica y moralmente, cuando lo más seguro es que estés casada o “noviando” con otro, o separada/divorciada del padre. Orgullosa si sacaste una carrera adelante estudiando y trabajando duro, cuando los porcentajes de madres jóvenes que ya no volverán a la escuela y viven del apoyo económico de sus padres y de los beneficios sociales, es cada vez más grande. Orgullosa si a tu hijo/hija le has dicho que aun cuando lo/la adoras si tuvieses oportunidad de regresar el tiempo, ¡jamás! parirías a los 15 otra vez, que fue el mayor error, porque arruinaste una buena parte de tu vida, porque rompiste con la regla social de nuestra sociedad, porque has hecho a tu hijo parte de la estadística de seres humanos que pertenecen a familias disfuncionales, porque a causa de esa mala decisión tu hijo esta, posiblemente, lejos de su padre, porque tiene a sus hermanastros en lugar de hermanos, porque tiene que compartir su vida en dos hogares, y muchas tragedias más.

Lamento informarte que, si eres de esas que solapa, se conforma y se niega a hablar sobre la verdad de parir a los 15, si eres de las que pretende creer que ahora “así se usa”, eres culpable de una sociedad con cimientos débiles, culpable de criar mujeres sin sueños de vivir una mejor vida, culpable de hijos no deseados, culpable de criar mujeres sin dignidad y moral… ¡CULPABLE!

Recuerda que un hombre llega hasta donde una mujer quiere, una mujer fuerte no es la que saca adelante a 4 hijos de diferentes padres sino la que saca adelante 1 hijo de un matrimonio, una mujer moderna no es la que tiene sexo sino la que hace el amor, la que hace una carrera profesional, la que sabe decir NO, una mujer hermosa no es la que es perseguida por muchos hombres sino la que es respetada por muchos hombres, mujeres y toda una sociedad. La dignidad debe ser la primer enseñanza que una madre debe transmitir a una hija y el respeto por si misma incluye… ¡no parir a los 15!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario